Novedad

Novedad
Novedad

¿La flor de cempasúchil se puede utilizar para cocinar?


Fecha:29 de octubre de 2021

Autor: Larousse Cocina

Calificar o comentar esta Noticia

Sí. El uso de la flor de cempasúchil orgánica en la cocina cada vez es más común y no en un sentido meramente decorativo, sino su sabor es el protagonista o antagónico del platillo.

Actualmente las flores, además de la de cempasúchil, forman parte de nuestro día a día y las amamos por ser hermosas, pero ¿todas son comestibles?, ¿no nos hacen daño?

De niños nos decía que no podíamos comer las flores de donde fuera porque eran venenosas, sin embargo, cada vez es más fácil encontrarlas en la cocina. En México podemos encontrar 50 tipos, además de una variedad de flores nativas.

Flor de cempasúchil ¿cómo incluirla en los platillos?

Además de adornar las tumbas y los altares, estas flores también son comestibles. Se pueden añadir a la masa del pan, en sopas o cremas y hasta en postres como el caso de los jarabes o helados. Se recomienda para este fin, retirar los estambres, tallos, pistilos, así como la base blanca de los pétalos pues aporta un sabor amargo. Aunque en platillos salados, adquieren un sabor amargo al usarse en postres, destaca más su aroma que su sabor.

Para las flores de las cuáles se duda su procedencia, es posible utilizarlas, dándoles un baño de bicarbonato. La Universidad de Massachusetts recomienda sumergirlas en una solución de bicarbonato (2 cucharada de NaHCo3 por cada litro de agua) durante un par de minutos, con la finalidad de neutralizar cualquier residuo químico.

Posteriormente habrá que lavarlas y desinfectarlas como cualquier otro producto vegetal. Sin embargo, esto no asegura que queden limpias de cualquier otro residuo, por lo que se recomienda usar flores orgánicas.

 

 

¿Por qué cocinar con flores orgánicas?

Hay que recordar que al ser un producto de campo están expuestas al contagio de plagas que terminarían matándolas. Por lo que los productores tienden a utilizar pesticidas, plaguicidas y fertilizantes, insolubles al agua para protegerlas. Por ningún motivo es bueno consumir flores que no sean orgánicas pues contienen químicos que puede perjudicar nuestra salud.

 

Las flores tóxicas o no aptas para consumir

Existen muchas flores que son sólo para adornar un lugar, y a la par son nocivas para la salud. Un ejemplo de ello es la azalea que tiene diterpenos, que baja la presión arterial de quien las consuma. Otro caso similar, es el de las hortensias que contienen hidrangina y saponinas que producen en el organismo ácido cianhídrico y eso terminaría en vómito, diarrea y dolor. Los floripondios, como en el caso del toloache, puede causar la muerte, debido a los alcaloides que tienen efectos alucinógenos.

La flor de cempasúchil no es tóxica y los mexicanos tenemos la dicha de encontrarlas de octubre hasta diciembre. Cuéntanos, ¿la has probado en alguna preparación?

Por Gaby Vázquez

Fuentes:

Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural. Cocina con flores comestibles y chocolate. Gobierno de México. (20/10/20)

Linares, Edelmira; Bye, Robert. Flores comestibles en México. Revista Ciencia y Desarrollo del Conacyt. (20/10/20)

Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera. La estación de las flores: La primavera. Gobierno de México (20/10/20)

Cargando…